¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

El decálogo para una alimentación sostenible

por / lunes, 17 octubre 2016 / Publicado enNutrición y dietética

En julio de este año, en Milán, se celebró la Primera Conferencia Mundial sobre Dieta Mediterránea, organizada por la Fundación Internacional para la Dieta Mediterránea (IFMeD). En ella, un panel de 30 expertos nacionales e internacionales presentaron un artículo científico titulado “Decálogo por la alimentación sostenible y la nutrición: declaración de Gran Canaria 2016”, el cual está orientado a mejorar la sostenibilidad alimenticia del conjunto del planeta.

Expertos en las Jornadas sobre Alimentación Sostenible

Expertos en las Jornadas sobre Alimentación Sostenible

El decálogo propuesto por este panel de expertos viene avalado científicamente y se centra en la Dieta Mediterránea como elemento base para llevar una alimentación sana, así como sostenible. Ya que la Dieta Mediterránea, entre otras, está reconocida por la UNESCO como patrimonio cultural intangible.

Estas medidas son una guía que aglutina las conclusiones a las que se llegó en las Jornadas de Alimentación, Nutrición Comunitaria y Sostenibilidad celebradas en Canarias este año. Un decálogo que nace de la necesidad de evidenciar ante la sociedad, los distintos elementos que inciden en la sostenibilidad de la producción y el consumo de alimentos a nivel comunitario. Así también, el decálogo cuenta con el apoyo de varias instituciones y sociedades de expertos en la materia a nivel mundial, entre las que se encuentran la Academia Española de Nutrición y Ciencias de al Alimentación, el proyecto “La isla en tu plato” de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria y el Instituto Universitario de la Investigación Biosanitaria (IUIBS).

Cuidar tu alimentación también es cuidar el planeta

Cuidar tu alimentación también es cuidar el planeta

 

EL DECÁLOGO

  1. Elige y compra alimentos locales y productos de tu regiónEn este aspecto habría que aplicar la famosa frase de “Think globally, act locally”: piensa globalmente pero actúa localmente. Y en el tema de los alimentos es, si cabe, aún más fundamental esta máxima ya que el transporte de ciertos productos desde lugares remotos del planeta a tu supermercado de confianza dejan una huella ambiental importante tanto por el gasto energético y de combustibles como por la contaminación que generan este tipo de industrias logísticas. Además, el hecho de comprar productos de tu zona y en tu zona fomentan la economía y el desarrollo local, así como la reactivación del mundo rural y la protección de los ecosistemas.
    Huerto local

    Fomentar los huertos locales es otra buena opción

  2. Si el producto es de temporada: mejorLos productos estacionales se han cultivado acorde a las condiciones climáticas, lo que proporciona alimentos con mejores características organolépticas y nutricionales. Eso sin contar que los productos de temporada son mucho más sostenibles y económicos, lo cual agradecerán tu bolsillo y el planeta.
  3. Rescata y revaloriza alimentos y recetas tradicionales y localesLa cultura gastronómica es seña de identidad de los pueblos y, por lo tanto, hay que preservar el patrimonio culinario de tu comunidad, lo cual, además ayuda a la propia sostenibilidad alimentaria.
  4. Comprar y cocinar, mejor en compañíaCon la pareja, la familia o los amigos, el aprendizaje de unos buenos hábitos alimenticios pasa por un conocimiento profundo de lo que comemos, ya sea conociendo técnicas culinarias o tener una base para comprar o producir nuestros propios alimentos e ingredientes. Ejemplos: plantar tus propias hierbas aromáticas como la albahaca, el perejil o la hiberbuena, son muy fáciles de mantener y siempre tendrás aderezos frescos para tus platos.
    Cocinar si es en compañía mejor

    Cocinar si es en compañía mejor

  5. Planificación: es la claveSi planificas las compras y los menús con anticipación evitarás despilfarrar alimentos. También fomenta el reciclaje en tu hogar y en tu comunidad para separar bien orgánico de envases y evitar el derroche de desperdicio que se genera a lo largo de la cadena alimentaria.
  6. Céntrate en los vegetales y modera el consumo carne y derivados lácteosLa producción intensiva industrial de alimentos animales (carnes, derivados cárnicos y lácteos) dejan una huella medioambiental mayor que la producción de alimentos vegetales tales como los cereales, las frutas y verduras, hortalizas, legumbres y frutos secos. La producción de carne genera una emisión de gases de efecto invernadero sobre la atmósfera y mayor consumo de agua y recursos energéticos, así como un mayor uso de superficie terrestre. Todo ello deja una huella en el planeta al aumentar la contaminación y el calentamiento global. Además de que tu salud te lo agradecerá.productos-bio
  7. Aprovéchate de la biodiversidad terrestre y acuática de forma sostenible para preservar y asegurar su continuidadNumerosos estudios científicos han llegado a la conclusión de que la pesca intensiva y la explotación desproporcionada de los recursos que nos brinda la madre tierra, así como los cultivos intensivos de determinados alimentos, ha incrementado la pérdida de biodiversidad durante las últimas décadas, tanto en especies vegetales como animales, lo cual puede comprometer gravemente la sostenibilidad del sistema alimentario mundial y comprometer incluso la seguridad de los alimentos al deteriorar la calidad y variedad de los productos alimenticios. El consumidor, aunque es un elemento pasivo en esta cadena, debe actuar de forma proactiva siendo consciente a la hora de hacer la compra.
  8. Interésate por la equidad y la sostenibilidad de los procesos de producción alimenticiaUna de las cosas más importantes a lo largo de toda la cadena alimentaria (producción, transformación y distribución) es la sostenibilidad, tanto en los alimentos vegetales como y, sobre todo, animales. El medio ambiente es más vulnerable a la producción intensiva que a los sistemas tradicionales de cría, pesca y cultivo y, es por ello, que hay que fomentar estos sistemas armónicos y sostenibles con el medio ambiente. Si pones interés en cómo está producido un alimento en concreto quizás empieces a cambiar tus patrones de compra y dieta.
  9. Disfruta de la camaradería del convite y el placer por la comida, siempre con equilibrio y moderaciónConvivialidad (camaradería) y placer son elementos fundamentales del acto de alimentarse que le imprimen identidad; sin embargo, estos deben combinarse con el equilibrio, la variedad y la moderación para evitar que el ludicismo y la festividad se conviertan en excesos de derroche. P.ej: la típica barbacoa en la que abundan carnes rojas y al final acaban sobrando kilos de ésta. Un exceso de consumo de alimentos, es también un consumo de recursos energéticos y, por tanto, puede considerarse también un desperdicio de alimento, con importantes consecuencias para la salud presente y futura, así como para el medio ambiente.
  10. La Dieta Mediterránea es uno de los mejores ejemplos de alimentación sostenible y saludableConsiderada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, la Dieta Mediterránea representa uno de los modelos alimenticios más saludables, tradicionales y sostenibles del planeta. Su preservación y promoción no sólo tiene efectos directos sobre nuestra salud y la calidad de vida de las personas y la comunidad en la que éstas se emplazan, sino también sobre la salud de nuestro amado planeta. Deben fomentarse pues, y desarrollarse, acciones comunitarias que promuevan, desde la educación, unos patrones nutricionales saludables, sostenibles y ligados al territorio (terrestre y acuático), la cultura, la igualdad y por ende, a la economía local.
    Dieta Mediterránea, algunos ejemplos de productos que la componen

    Dieta Mediterránea, algunos ejemplos de productos que la componen

Desde Nutripharma os alentamos a tomar en cuenta este decálogo para empezar a cuidar vuestra salud y la de nuestro planeta adoptando una perspectiva de sostenibilidad, igualdad y salud.

Deja un comentario

*

SUBIR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies